Buscar
  • Ruth Kozak

Gestión de Químicos: puntos clave de control

Hace muuchos años, en un depósito/almacén/ bodega de residuos, un señor me contó, ante la mirada atónita de su jefe, que antes de entregar los tambores con restos de químicos a disponer como residuo peligroso, los enjuagaba con agua. El agua del “lavado” la tiraba en una canaleta.

- ¿Por qué lo hace?, le pregunté.

- “Siempre lo hice así, porque no quiero que cuando venga el camión a retirarlos, los tambores estén sucios y les demos una mala imagen”, me contestó.


Su intención no podía ser mejor, pero además de provocar un impacto ambiental incumplía con requisitos legales y generaba riesgos para su salud.


Pensando en esta situación (¡real!), surgen algunas reflexiones como por ejemplo:

  • no buscar “culpables” sino reforzar los procesos

  • no dar por sentado que todos comprendemos de la misma manera nuestro entorno

  • verificar los controles operacionales, hacer observación directa de las actividades, escuchar a quienes las realizan.

  • asegurar capacitaciones eficaces, focalizando en para qué y quiénes van a recibir estas capacitaciones y acciones de concientización.

  • focalizar en PUNTOS CLAVE DE CONTROL

El descarte y manejo de residuos podría ser considerado un punto de control dentro de un esquema más general: la gestión de químicos. Y, revisar la secuencia de actividades, con perspectiva de ciclo de vida, de un producto químico puede servir para definir y/ o revisar estos puntos de control de la gestión.


Considerando cuestiones de calidad, buenas prácticas, ambientales y/o de seguridad y salud en el trabajo, pueden plantearse estos PUNTOS DE CONTROL para garantizar que los requisitos definidos se están cumpliendo e incluso para identificar requisitos que faltan definir o no se encuentran adecuadamente definidos.


Siguiendo el camino del ciclo de vida de un químico, puede plantearse en forma esquemática una secuencia de actividades, por ejemplo:

La secuencia depende de cada situación en particular. Y, puede ser muy variable entre organizaciones (características de organización, relación contractual, frecuencia de la actividad, elementos culturales, etc. etc.). También depende del químico considerado, no es lo mismo considerar un producto terminado químico, un reactivo de laboratorio o un producto utilizado para mantenimiento.





Algunas etapas están bajo el control directo de la organización (en la Figura se muestran en gris oscuro) en otras actividades la condición es de influencia (en gris claro y en itálica). Tambíén puede considerarse que el control de cada una de estas etapas será más o menos relevante, dependiendo del tipo de químico y su utilización (como materia prima, reactivo de laboratorio, producto de mantenimiento/ limpieza, producto de acondicionamiento, etc.) así como la frecuencia, cantidad y otras cuestiones: enfoque de riesgos.


A modo de ejemplo, en forma genérica pueden plantearse controles para cada una de las etapas, considerando si son de control directo o si son consideradas “de influencia”:




Contemplando las interacciones entre las diferentes etapas, es factible pensar que la “salida” de una actividad puede ser la “entrada” de la otra. En la anécdota del inicio de este posteo, la "salida" de "descarte" es la entrada de "reuso/ reciclado" o " tratamiento/ disposición". En la misma línea, el "almacenamiento" y gestión de inventario deben facilitar la etapa de "utilización". Dicho de otra forma, es importante que las etapas estén alineadas. En general, a quienes realizan los procesos les es muy útil comprender qué pasa antes y qué pasa después.

En auditorias/ verificaciones/ actividades de mejora continua puede ser un ejercicio interesante comenzar desde el “inicio de la historia” tomando un ejemplo concreto y “caminando” toda la secuencia para desafiar este enfoque (por ejemplo para materias primas críticas).


Independientemente del tipo de químico o proceso analizado, el objetivo final debe poder contribuir a:


Cada etapa puede ser pensada como un eslabón en una cadena. Y, fortalecer los eslabones previene que la cadena se corte.

OSMOSYS es un software para gestionar el inventario de laboratorio en forma integral (reactivos, estándares, soluciones, insumos, consumibles, columnas de cromatografía, etc.)

OSMOSYS Q para la gestión de químicos

https://www.osmosys.com.ar/


Comentarios- consultas sobre este artículo y/ o sobre OSMOSYS- ¡son bienvenidos!


Comunicate con nosotros a través del contacto en esta web, por chat, y/o por e-mail: info@osmosys.com.ar


¡Hay otros artículos de nuestro blog, relacionados con este tema! https://www.osmosys.com.ar/blog