Buscar

Organizando reactivos y solventes...

Actualizado: 24 de jun de 2019

La primera vez que me enfrenté con el desafío de ordenar un droguero, era ayudante de segunda en una cátedra de la facultad. “Hay que acomodar ese lío, me dijeron”. Armé fichas y organicé siguiendo un criterio alfabético, como me pidieron, frascos y frasquitos. Primero cationes y revisando la nomenclatura IUPAC que en ese momento tenía fresca en el cerebro. ¡Sí! Era el milenio pasado, la época de las fichas en cartulina y en la que ordenar alfabéticamente parecía lo más acertado.


Hasta donde hoy sabemos, no hay ningún método infalible para organizar productos químicos en el laboratorio. Todos los métodos tienen limitaciones. Sin embargo, pensar en las incompatibilidades químicas y en las condiciones particulares de almacenamiento, es lo que actualmente estamos aceptando como la opción más válida.


Para gestionar las incompatibilidades, hay que clasificar a los diferentes reactivos (incluyendo solventes) en grupos de almacenamiento y asignar los grupos a las diferentes ubicaciones. Esta tarea puede requerir mucho tiempo, si se hace en forma manual, considerando la cantidad de productos químicos que habitualmente hay en un laboratorio.



Como fuente de información para la clasificación en grupos de incompatibilidades, puede utilizarse las Fichas de Seguridad de Productos Químicos (Safety Data Sheet). En las Fichas de Seguridad normalizadas según el Sistema Globalmente Armonizado (GHS/SGA), la información para clasificar en grupos de incompatibles puede encontrarse en las secciones 10,14 y/o 15.


Cuando un reactivo tiene más de un peligro asociado, puede utilizarse una jerarquía para definir cuál será el grupo de almacenamiento asignado. Considerando primero cuestiones agudas: seguridad- salud- ambiente (lo que genera primero urgencia). Por ejemplo, si un reactivo es inflamable y también tóxico agudo, corresponderá almacenarlo con los inflamables. Si es corrosivo ácido y también tiene efectos crónicos- se almacenará con los ácidos.


El objetivo cuando se organiza un droguero (por cierto... una forma peculiar de llamarlo en Argentina ) sigue siendo el mismo que el de mi época de facultad: simplificar “el lío” y asegurar la disponibilidad (“que todo esté donde tiene que estar cuando se necesite utilizarlo”) y de esa forma contribuir a cumplir con los requisitos, minimizar el error, a aumentar la productividad… pero, al mismo tiempo aprendimos que hay que trabajar activamente para minimizar los riesgos en el laboratorio y prevenir incidentes, considerando criterios de sustentabilidad.




Nota: OSMOSYS es una solución informática que permite tener bajo control la gestión de inventario de químicos . https://www.osmosys.com.ar/


Comunicate con nosotros a través de la solapa de contacto en esta web y/o por chat.





Otros artículos de nuestro blog relacionados con este tema:


DESAFÍOS COMUNES EN EL INVENTARIO DE LABORATORIO

https://www.osmosys.com.ar/blog/desafios-comunes-en-la-gestion-de-inventario-de-laboratorio


FICHAS DE DATOS DE SEGURIDAD

https://www.osmosys.com.ar/post/fichas-de-seguridad-potenciar-su-uso-facilitar-su-mantenimiento

              © OSMOSYS 2020                                                                                                                                                                                         Rev. 5